¿Por qué un cliente potencial me contacta pero no concreta la compra?

¿Por qué un cliente potencial me contacta pero no concreta la compra

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Tus ventas no son lo que esperaba y no sabes qué hacer? ¿Te preguntas por qué tu cliente potencial no concreta la compra? No desesperes. De hecho, el 80% de los contactos que hacen posibles clientes a una marca o empresa no llegan a nada. ¡Sí, como lees! Y eso no es todo, al 63% de ese porcentaje comprarán un producto o servicio luego de tres meses. Pero, ¿por qué pasa esto? ¿Cómo se pueden aumentar las ventas? En este artículo te lo explico a detalle.

Esta es una de las preguntas más frecuente que me hacen: “¿Por qué un cliente potencial me contacta pero no concreta la compra?”. Las razones pueden ser varias, para poder determinarlo con mayor certeza se necesita un análisis profundo tanto de la marca como del producto. Sin embargo, en general podría resumir el por qué pasa esto en cinco factores:

Falta de información

Muchas veces tus clientes te dirán que no porque no cuentan con la información suficiente para decirle que sí a tu producto o servicio. Esta es una de las razones más sencillas que debes entender. ¿Qué quiere decir esto? Te pongo un ejemplo: si tienes una tienda online que se dedica a vender ropa de mujer y tienes una blusa que no se arruga, ideal para el clima cálido y que puede usarse de diferentes formas, cuéntalo. Tus posibles clientes quieren saber todos estos detalles, es a partir de allí que toman su decisión.

Igualmente, si el servicio que ofrece tu empresa o marca cuenta de distintas fases, en la que se involucra al cliente, este tiene que saberla. Encárgate de describir cada una de estas etapas, el tiempo necesario, y cualquier otro detalle que sea relevante.

Al cliente hay que brindarle argumentos que resulten poderosos para que se concrete la compra. Por eso, toma en cuenta este punto, ten claro cuales son las razones de peso que tiene tu producto, que lo hace llamativo, cuál es el beneficio. Piensa en cada una de las preguntas que podrían surgir de tu servicio o producto para que las contestes a tiempo.

Mucha información

Ahora, la contraparte del primer punto es ofrecer demasiada información al cliente. Este es otro de los errores que detecto muchas veces en las empresas o marcas. Tienden a informar tanto a sus compradores que los confunden. Para no cometer esta falla es necesario que los textos de tu marca o empresa sean concisos, claros y no demasiado eternos.

Asegúrate de que la información que le des a tus clientes sea totalmente llamativa, apetecible y con la información justa que necesitan.

No se sabe la utilidad del producto o servicio

Lo que realmente logra cerrar una venta es la utilidad de un producto o servicio. Cuando un cliente está llegando a tu emprendimiento este se está preguntando: ¿cómo puedo solucionar mi necesidad? ¿qué beneficios me dará esta compra?

Esto es sumamente clave al momento de vender, por lo que siempre debes tenerlo presente. Las personas van a querer conocer la utilidad que conseguirán con tu servicio o producto. Por lo que siempre debes concentrarte en ellos cuando les vendas. Aquí no importas tú, recuérdalo, el foco es tu cliente. Concéntrate en mostrarles cómo tu oferta puede ayudarles.

Resalta los beneficios que conseguirán con la compra de tus productos o servicios, los problemas que solucionaras y las necesidades que podrán cubrir. De eso se trata la utilidad. 

Sin credibilidad

Otra de las causas por las que el cliente te contacta pero no concreta la compra es la falta de credibilidad que tiene tu oferta y contenido.

Ten presente que las personas solo van a comprar los productos o servicios de las marcas en las cuales confían. Una vez que ya saben todos los beneficios, utilidad y nivel de satisfacción que le podrá dar tu oferta, lo siguiente que considerará será si puede confiar o no en ti, si eres capaz de cumplir con lo que prometes.

Por lo que siempre debes procurar despejar todas estas inquietudes cuando los clientes te contacten por primera vez o cuando no te conocen lo suficiente. Será clave para tu negocio dar motivos para que exista este lazo de confianza. ¿Cómo lo puedes hacer? Asegúrate de que tu página web cuente con un área donde hables sobre ti, comparte testimonios en tus redes sociales, ofrece política de devolución.

No te olvides que los textos que compartes en tus redes sociales y web son parte de tu credibilidad. Evita faltas de ortografía, cuida mucho tu sintaxis y gramática. Internet es un medio donde lo escrito destaca, por lo que es necesario cuidar cada uno de estos detalles.

Falta de relevancia

Ahora, la falta de relevancia es otro escenario por el cual tu cliente te contacta pero no concreta la compra. En este punto, aunque sabe que quiere tu producto o servicio, esa persona se pregunta por qué debería comprarlo. Esto es muy común en las tiendas online, y todo se debe a la procrastinación. Las personas se dejan enredar por otras cosas y terminan no haciendo lo que se puede hacer en tan solo minutos. Por lo que, si hay una pequeña duda, terminan cerrando la pestaña y listo. No hay venta.

Por esto mismo debe contar con contenido que le de las razones impactantes a tus potenciales clientes, no solo para que confíen en ti y compren la oferta que tienes, sino para que lo haga ahora mismo, sin perder el tiempo. Para lograrlo háblales sobre lo que sucede si no se toma una decisión al instante, qué pasará si sigue aplazando su problema.

Conclusión

Luego de saber estas cinco razones por las que tu cliente potencial te contacta pero no concreta la compra podrás identificar qué debes hacer en tu negocio. Recuerda, ese «no» que te están dando puede terminar en un sí. No tomes esto como un fracaso, evalúa bien lo que pasa y haz tu plan de acción siguiendo estos consejos para que puedas aumentar tus ventas. ¿Te interesa aprender estrategias exitosas de marketing digital y ventas? ¡Sigue leyendo el blog, encontrarás consejos imperdibles!

Contenido relacionado